Araceli Campillos y Luis Calderito

El pasado viernes, día 8 , actuaron en la Peña, Araceli Campillos y Luis Calderito, cante y toque de la provincia de Córdoba.

Araceli es de Lucena. Venía a la Peña por primera vez. Nos habían hablado muy bien de ella y en su actuación puso de manifiesto que no se equivocaban los que nos la recomendaron. Posee unas facultades extraordinarias, voz joven con agudos potentes, buena afinación y, por si fuera poco, una enorme afición que le ha hecho tener un conocimiento amplio de muchos estilos flamencos y eso con sólo veinticinco años.

Empezó cantando granaína y media granaína. Aunque estos cantes se consideran creaciones de Chacón, Araceli hizo la versión de Manuel Vallejo con tercios más largos, haciendo alarde de sus buenas facultades. Siguió por tangos, alternando estilos de Granada y Triana y en los que pudimos apreciar un recuerdo a las formas que popularizó Juana la del Revuelo.

Después un cante serio, poco escuchado en las peñas, la caña con su cuerpo tradicional y sus ayeos, el macho y el remate por la soleá de Triana de El Machango. Nos sorprendió gratamente ver y oir cómo una artista tan joven se desenvolvía con tanta soltura en un palo tan clásico. Por cantiñas desarrolló, mayoritariamente, los cantes por alegrías, aunque también introdujo la cantiña de Luisa la del Puerto: “Señora María Dolores”, el resultado fue un cante lleno de compás, viveza y buen gusto que agradó mucho al público.

Un momento importante de la noche llegó cuando Araceli nos hizo los cantes propios de su tierra, Lucena. Con mucha flamencura cantó los cuatro estilos lucentinos, el fandango de Dolores la de la Huerta, el de la calle Rute atribuido a Rafael Rivas, el verdial lucentino y el fandango de Cayetano Muriel el Niño de Cabra. Otra grata sorpresa, el cante por siguiriyas, con estilos de Jerez, de Manuel Torre, de Paco la Luz y el cambio de Manuel Molina. Araceli estuvo entregada al cante que remató de forma brillante, pese a su dificultad.

Acabó el recital por bulerías, donde fue alternando el “Carcelero carcelero” de Caracol con las típicas bulerías de Jerez y con algunas canciones que en la voz de Araceli sonaron con fuerza y belleza.

Merece una especial mención la actuación de Luis Calderito. Durante toda la noche, Luis estuvo brillante tanto en su acompañamiento al cante, siempre muy pendiente de la cantaora, como en la ejecución de innumerables falsetas todas llenas de calidad musical y de limpieza. Sin ningún género de dudas podemos afirmar que Calderito es uno de los mejores guitarristas de acompañamiento de la actualidad. El público así lo entendió y mostró gran satisfacción por la actuación de los dos artistas.