Pedro “El Granaíno” y Patrocinio Hijo

El viernes 25 de mayo, como ya es tradicional, cerró la Semana el ganador del Trofeo El Taranto a la mejor actuación del año 2017 que, en esta ocasión, correspondió a Pedro El Granaíno que vino acompañado por la guitarra de Antonio de Patrocinio hijo.

 Tras la entrega del premio por parte del presidente de la Peña, Rafael Morales y las palabras de agradecimiento del cantaor, Pedro inició su actuación cantando por soleá, largo, profundo, extenso, Alcalá, Cádiz, Triana, para centrarse en los estilos trianeros de la soleá apolá que nos recordaron a Fosforito y Camarón, “Gitana enciende la luz”.

A continuación, la granaína de Vallejo, “Y no me la dejan ver”, ligada con la malagueña de Chacón, versión El Pena hijo, “Que te quise y que te quiero”; remató, a compás abandolao, con un fandango de El Carbonerillo y con otro de Manuel Torre, “Olas de la mar en calma”. Por tientos empezó con las melodías clásicas, “Yo seré como la mimbre”, para continuar con la versión del poema de García Lorca, La Leyenda del Tiempo que musicó Enrique Morente, aunque haciendo aportaciones personales. Gran homenaje a sus paisanos Lorca y Morente con una interpretación llena de emoción y jondura. Después las siguiriyas de Jerez y Los Puertos con estilos de Manuel Torre, Joaquín La Cherna y la cabal de El Mellizo en las que apreciamos una referencia a Tomás Pavón.

En los tangos, de nuevo apreciamos la influencia de las músicas de su paisano Morente, aunque las interpreta aportándole su personalidad. Tuvo un bonito gesto, dedicar el cante a Remedios Amaya que está pasando un momento delicado de salud. De nuevo escuchamos referencias a Lorca y Morente y, una originalidad, dentro del compás de tangos cantó el fandango de Morente que grabó primeramente Camarón “También nos condena a muerte”. En los estilos de origen almeriense, hizo el taranto, una taranta de Linares con aire de Pepe Marchena y la conocida taranta de La Gabriela de Escacena y La Niña de los Peines.

 Por bulerías, puso de manifiesto su referencia a Camarón, haciendo un guiño al cante de La Perla. Finalizó el recital cantando fandangos del Niño de la Calzá y de Caracol.

Pedro El Granaíno es una realidad del cante actual con grandes conocimientos de los maestros del flamenco pero siempre haciendo aportaciones personales en todos los cantes que realiza.

Antonio de Patrocinio hijo es un buen guitarrista de acompañamiento. Desde hace algún tiempo forma pareja artística con Pedro y han llegado a una compenetración tal que el cante y el toque se funden en un todo uniforme. Creemos que estando juntos se mejora mucho la calidad individual de ambos.

El Alpargatero