Sonia Miranda canta a Valente.

9 Cantares

Así tituló José Ángel Valente el manuscrito que regaló a la Peña el Taranto de Almería, con 9 poemas para ser cantados. La vinculación del poeta con la peña fue de una larga y duradera amistad, según sus propias palabras y continua fue su asistencia a recitales, durante su estancia en Almería y “9 Cantares” es el homenaje que Sonia Miranda ha querido rendir a Valente, cuando se cumple el 20º Aniversario de su fallecimiento.

Cantar y adaptar al flamenco su poesía es labor ardua y difícil, lograr una conjunción de voz y poema requiere de una inquietud musical cimentada en una amplitud de conocimientos así como de una fidelidad al cante tradicional. Realizar la conversión de la palabra poética al cante, “el territorio de la voz”, según definición del poeta, da sentido a la copla. La voz es encarnación de la palabra.

Sonia ha logrado esa concepción, su cante, su voz, se hace cuerpo, transmite el sentido de la palabra y convierte en cante los versos del poeta. Fin único y sentido de la voz cantaora. La voz crea, el cantar engendra música y permite cantar desde herméticos orígenes. El cante se hace desde la memoria, “una mujer sola, canta desde muchas memorias” decía Valente. Sonia canta desde la pureza y hace verdad lo intangible de una música, que en su raíz última quiere ser poesía.

Sonia y Antonio Luis lo han conseguido.