Zarrita y Niño de la Fragua en El Taranto

El pasado viernes 25 de noviembre, se celebró en la Peña El Taranto, el segundo de los recitales del ciclo jóvenes flamencos de Almería, con la actuación de Ezequiel Pasamontes “Zarrita” y la guitarra de David Delgado “Niño de la Fragua”.

Zarrita es un cantaor muy conocido y popular entre el público almeriense, especialmente entre los jóvenes, por eso la Peña estaba llena de aficionados que esperaban con expectación el cante de Ezequiel.
Y no defraudó a nadie, Zarrita hizo lo que sabe hacer, esto es, cantar bien. Empezó el recital cantando por soleá, lo que indica el grado de concentración que ya tenía, pues no es fácil empezar a templarse con un cante serio y profundo. A continuación, un par de tarantos y la cartagenera grande, por cierto las letras de uno de los tarantos y de la cartagenera son del directivo de la Peña Celso Ortiz, que además hizo la presentación del acto. Por cantiñas, muy flamenco, con aires modernos pero sin perder la pureza y profundidad de estos cantes. Como viene siendo habitual en estos aires gaditanos se suelen incluir alegrías, mirabrás, cantiñas del Pinini y alegrías de Córdoba, el resultado es de gran belleza, pues se requiere alternar los tonos bajos y altos, algo que Zarrita consiguió. El cante por guajiras no es muy habitual en los recitales flamencos, Ezequiel lo cantó con gran expresividad y nos recordó a los grandes maestros de este estilo americano como Pepe Marchena, Juan Valderrama y Enrique Morente. Por Fandangos de Huelva se acordó de Paco Toronjo. Por tientos – tangos, estuvo largo, haciendo un amplio recorrido por las distintas formas cantaoras que admiten estos dos estilos flamencos. Remató su actuación con un par de cuplés por bulerías. Creo que este es el estilo que mejor le va a Zarrita, domina el compás y quiebra la voz de manera muy especial, lo que le confiere al cante un alto grado de emotividad que transmite al público.

Lo acompañó a la guitarra El Niño de la Fragua. Ya sabemos lo que David es capaz de hacer con su guitarra, una vez más nos confirmó que tiene unas posibilidades ilimitadas en el mundo de la guitarra flamenca.
Hay que felicitar a la Peña El Taranto por esta iniciativa y desde aquí animo a su Junta Directiva para que siga con el ciclo para darle oportunidades a los jóvenes flamencos almerienses.
Manuel Torre