Recital de Dani de Morón

El pasado día 13 de octubre se inicio la temporada 2017/2018 y como viene siendo habitual el primer recital fue para el ganador del trofeo a la mejor guitarra de acompañamiento del curso anterior que este caso correspondió a Daniel López Vicente, conocido artísticamente como Dani de Morón.

 

Tras la lectura del acta por parte del secretario del Jurado David Rodríguez, entregó en trofeo el presidente Rafael Morales que glosó la figura del guitarrista y su recorrido en nuestra peña. El artista agradeció el reconocimiento por compartir galardón con los grandes guitarrista que lo han precedido. También manifestó su cariño a nuestra peña a la que se siente vinculado desde que empezó su carrera con apenas 20 años.

Inició su actuación en solitario en un toque por soleá donde se dejó entrever la gran personalidad del artista, aunque en ocasiones recordó en algunas falsetas a otros guitarristas estas fueron ejecutadas con su particular visión de la música flamenca. Por rondeñas y farrucas que fueron las piezas que interpretó a continuación, demostró una vez más su originalidad y su riqueza musical. Por bulerías sí nos recordó el flamenquísimo toque de Morón del que fue su gran mentor Diego el del Gastor, pero sin apartarse de sus propias de formas de interpretar el flamenco. Terminó por granainas que dedicó a nuestro socio de honor Juan Miguel González que es el constructor de las guitarras con las que toca habitualmente.

En la segunda parte del recital invitó al escenario al cantaor Moi de Morón habitual en los escenarios acompañando a grandes figuras del baile actual. Su corta actuación la inió por tonas que remató por siguiriyas de Triana y Jeréz. Por soleá, que ejecutó con un compas perfecto y voz flamenca, recordó a su paisano Joselero y a la utrerana Fernanda. Cerró la actuación por fiestas donde se produjo una gran conjunción entre cantaor y guitarrista. El cante tradicional de Moi, permitió a Dani mostrar su conocimiento del toque para acompañar al cante en sus formas mas habituales, a diferencia de lo ofrecido en la primera parte, donde en su actuación como solista demostró ser un músico vanguardista con musicalidad y técnica envidiable, manteniendo en todo momento el sentir flamenco que caló en todos los asistentes.

Estamos sin lugar a dudas ante una gran figura del panorama flamenco actual en su doble condición de solista y de acompañante.